Debemos respetar las creencias

Posted by on enero 9, 2012 in Religión | 0 comments

Cuando me animo a responder desde mi punto de vista de no creyente a cuestionamientos sobre religión que me hacen en algunos foros sociales, tal como Facebook, en numerosas ocasiones me han reclamado que “debemos respetar las creencias“. Al principio no le tomé demasiada importancia a dicha frase, pero actualmente entiendo perfectamente ese grito de desesperación que realmente significa “respeten mis creencias“.

Todavía sigo esperando encontrarme a algún religioso que sinceramente desee que en su comunidad se respete exactamente de igual manera las creencias o no creencias de los demás, sobre todo de quienes tienen dogmas (o falta de ellos) más opuestos a los suyos.

Me sorprendería mucho si alguna comunidad católica viera con buenos ojos que a un lado de su iglesia se construyera un templo para venerar al pene de Shiva, o peor aún, que hubiera un centro de reunión de ateos en el que se promocionara públicamente la inexistencia de deidades.

Habrás notado que no cualquier Católico desea recibir la visita de los Testigos de Jehová, aún cuando básicamente tienen dogmas muy similares.

¿Debemos respetar las creencias?

Nunca he creído que las creencias deban ser respetadas, la religión no debería ser un tabú. Así como la mayoría de las personas no respetarían creencias como el racismo o el machismo, tampoco deberíamos suponer que automáticamente las creencias merecen nuestro respeto, básicamente porque las creencias frecuentemente vienen acompañadas de muchos preceptos negativos que se ocultan entre algunas ideas positivas, cuestión que no las hace más dignas de adoptarlas.

Todo mundo puede tener el derecho a sus creencias, pero ese mismo derecho proviene del mismo lugar que mi libertad para criticarlas, ya que tener derecho a creer no significa tener el derecho a no escuchar críticas.

¿Debemos tolerar las creencias?

El por qué hago una distinción entre respeto y tolerancia tiene que ver con el uso indiscriminado de la palabra tolerancia. Tener respeto hacia una religión realmente no es lo mismo a tenerle tolerancia, ya que tolerar es soportar algo que no nos gusta aún a pesar de que podríamos hacer algo para evitarlo. Esto es muy distinto a tener respeto. Por ejemplo, puedes tener respeto por una persona o puedes tolerar a una persona.

¿Qué tal si alguien pide respeto para sus creencias sobre extraterrestres o el Chupacabras? ¿Realmente nos inspiran respeto las creencias paranormales? ¿Cuál sería entonces la diferencia entre ese tipo de creencias y las creencias religiosas?

Se me ocurre que una persona puede sentirse mucho más humillada y lastimada si alguien hace burla o crítica de las creencias que ha abrazado más íntimamente como modo de vivir su vida. A nadie le gusta que le digan que es estúpido lo que siempre ha creído y que quizá le inculcaron desde pequeño, ya que sería como decirle que tanto él como su familia son estúpidos. Supongo que por esa razón es que aún cuando muchas personas no creen totalmente en todo lo que su dogma les pretende hacer creer, tratan de ignorar lo que sienten más increíble. Para abrazar el dogma completo se requiere tener una fe ciega demasiado extrema, al grado que dichas personas pueden llegar a ser peligrosas para la sociedad ¿cómo no criticar dichos dogmas?

Debemos tratar a las creencias, incluyendo las religiosas, como lo que son, y a sus creyentes con el respeto que nos merecen como personas adultas que son responsables por lo que han decidido creer. Y como tales, los creyentes deberían aceptar la revisión racional y crítica de sus dogmas.

De modo que la próxima vez que escuches (o leas) a un creyente decir “debemos respetar las creencias de los demás“, analiza la conversación y pregúntate si lo que realmente está exigiendo es que solamente respeten *sus* creencias.

Acerca de Lalo Marquez

Desde siempre me ha interesado los temas paranormales, pero no fue sino hasta los años 1990s cuando comencé a investigar sobre esos temas y como resultado a verlos desde el punto de vista escéptico. He participado en algunos proyectos para promover el pensamiento crítico y actualmente soy el responsable técnico de SobreNatural.NET, la revista Razonando, Somie, la Guía Escéptica, la Esceptipedia, y el Blog Escéptico entre otros proyectos más.

Leave a Comment